¡Hola a tod@s! La receta que quiero compartir hoy me trae unos recuerdos muy bonitos, ya que me he basado en la que hacía mi abuelo con ese toque a comino y orégano que la hacía única.

Él solía hacerla con acelgas porque le tenía una manía tremenda a las espinacas (cosas de abuelos jeje), pero ayer en mi nevera tenía espinacas y decidí hacerla así.

Este plato es un espectáculo por muy tradicional que sea.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes (2 personas)


  • 300 gr de espinacas frescas y lavadas
  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 1 cebolla
  • 2-3 dientes de ajo
  • 1 rebanada de pan integral del día anterior
  • 1 chorrito de vinagre
  • ½ cdta de comino
  • 1 cdta de óregano
  • ½ cdta de pimentón dulce
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite de oliva

Elaboración


– Para comenzar, picamos finamente la cebolla y reservamos.

– Por otro lado, damos un golpe seco a los ajos (ésto hace que se pelen mejor y se machaquen ligeramente), los pelamos y los freímos enteros en una sartén honda con un buen chorreón de aceite de oliva. Cuando estén doraditos los echamos al vaso de la batidora.

– A continuación, echamos la rebanada de pan a la sartén y la freímos por ambos lados. Cuando esté dorada, la añadimos al vaso junto con los ajos. Reservamos.

– Seguidamente, y con el aceite sobrante, vamos pochando la cebolla que teníamos apartada.

– Una vez pochada, bajamos el fuego, echamos el pimentón, removemos y añadimos rápidamente las acelgas (en crudo) para evitar que éste último se queme. Salpimentamos y tapamos. Poco a poco veremos cómo empiezan a reducirse y a cocerse.

– Cuando se haya reducido toda el agua añadimos el orégano, el comino y los garbanzos (si son de bote, los tenemos que lavar bien con agua), removemos y dejamos cocinar a fuego medio.

– Mientras se están cocinando las acelgas con los garbanzos, trituramos con ayuda de una batidora los ajos y el pan con un buen chorreón de vinagre y un vaso de agua.

– Añadimos la mezcla de pan, ajo, agua y vinagre a la sartén y dejamos que todo haga “chup chup” unos 10 minutos. Si vemos que se queda muy seco podemos añadir un poco de agua.

– Apartamos del fuego y servimos en un plato hondo con un buen trozo de pan para mojar todo!!