¡Hola a tod@s! La receta que os traigo es un bombazo. No necesita horno ni tampoco que ensuciéis nada que un procesador o una picadora.

Se trata de unas deliciosas barritas que combinan el sabor de la crema de cacahuete con el de las fresas y que, con el toque de la avena (usadla sin gluten si tenéis intolerancia), hacen que no puedas parar de comerlas.

Son perfectas para comerlas como snack, como parte de un bowl de desayuno desmenuzaditas con yogur y frutas, como merienda energética… en fin, ¡vosotr@s decidís!

Es la última receta que he preparado para mis amigos de Sol Natural y la encontraréis completa en su web.


Ingredientes
  • 260 g de harina de avena
  • 150 g de crema de cacahuete
  • 150 g de dátiles
  • 30 g de sirope de agave
  • 30 ml de leche de avena
  • 1 cdta de canela en polvo
  • 1 cda de maca en polvo (opcional)
  • 1 pizca de sal

– Para la cobertura:

  • 2 cdas de mermelada de fresa
  • 8-10 fresas naturales

Elaboración
  • Ponemos en el procesador todos los ingredientes, excepto los de la cobertura, y trituramos hasta conseguir una pasta homogénea. Si los dátiles no estuvieran muy tiernos, podemos ponerlos en remojo con agua caliente durante 15 minutos.
  • Colocamos el resultado en un molde cuadrado o rectangular, de aproximadamente 25x10 cm, forrado con papel vegetal (le dejamos solapas por los lados para poder desmoldarlo fácilmente). Prensamos con las manos…