¡Hola a tod@s! El adobo de pimentón y vinagre es uno de mis favoritos… me recuerda a mi infancia! En esta ocasión he querido probar con seitán y el resultado ha sido brutal.

La opción que os propongo aquí es una fritura, pero perfectamente podríais hacerlo al horno si es que se llega a convertir en un básico de vuestra cocina. ¡Probadlos y me contáis!

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes
  • 1 bloque de seitán (300 g aproximadamente)
  • 2-3 cucharaditas de pimentón de la Vera
  • 2 cucharaditas de orégano
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 20 ml de vinagre de manzana o de vino
  • Unas ramitas de perejil fresco picadito
  • ½ cucharadita de sal
  • Harina de garbanzo para rebozar
  • Aceite de oliva

Elaboración
  • Cortamos el seitán en dados grandes. Ponemos los trozos en un bol y añadimos el resto de los ingredientes (excepto el aceite de oliva y la harina de garbanzo)
  • Removemos bien y añadimos agua hasta cubrir el seitán.
  • Reservamos en la nevera durante toda la noche (si es un día entero, mejor) para que así el seitán absorba bien el adobo.
  • Al día siguiente colamos el seitán y lo rebozamos con la harina de garbanzo.
  • Freímos los bocaditos en abundante aceite de oliva bien caliente y, cuando esté dorado, lo sacamos sobre papel de cocina, el cual absorberá el exceso de aceite.
  • También podríamos hacer los bocados al horno colocando los trozos de seitán, rebozados con la harina, sobre papel vegetal y horneándolos a 200ºC hasta que estén dorados.