¡Hola a tod@s! Para empezar la semana con buen pie os regalo esta maravilla de cheese cake de chocolate vegano apto solamente para los amantes reales del chocolate.

Es una receta muy sencilla, bastante energética, muy saludable y gluten free.

Ah! Y viene con sorpresa, ya que he grabado y editado su paso a paso para que podáis disfrutarla en formato vídeo receta. Al final de este post os dejo el enlace al vídeo.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


Para la base:

  • 2 tazas de nueces (250 g)
  • 1 taza de dátiles (160 g)
  • 25 g de aceite de coco

Para el relleno:

  • 300 g de anacardos crudos (remojados durante mínimo 4 horas)
  • 1 lata de leche de coco (400 ml)
  • 300 g de chocolate del 70% como mínimo
  • ¼ de taza de sirope de agave (50 g)
  • 1 cucharada de maicena
  • 1 pizca de sal

Para decorar:

  • Frambuesas frescas

Elaboración


– En primer lugar, picamos bien en el procesador de alimentos los ingredientes de la base. No hace falta que quede una pasta, con que esté manejable es suficiente.

– Ponemos papel vegetal en el fondo del molde desmontable (yo he usado uno de 18 cm de diámetro) y añadimos la masa extendiéndola bien con ayuda de una cuchara. Debe quedar repartida por igual. Reservamos en el congelador.

– Ahora trituramos todos los ingredientes del relleno, excepto el chocolate, de forma que consigamos una textura lo más fina posible.

– Echamos la crema resultante en una cacerola junto con el chocolate troceado y calentamos hasta que se funda por completo. Cocinamos sin dejar de remover durante 5 minutos y apartamos del fuego.

– Vertemos el relleno de chocolate sobre la base que teníamos reservada en el congelador y repartimos bien con ayuda de una lengua de silicona. Dejamos templar 10 minutos antes de colocar las frambuesas.

– Vamos poniendo las frambuesas de la forma más estética y cuidada posible y enfriamos durante 4-5 horas como mínimo antes de desmoldar.

– Para desmoldar es necesario pasar un cuchillo fino por los bordes para que el relleno se separe bien del molde, ya que es un pastel muy denso. Si hacemos esto saldrá sin problemas.

– Servir frío.


Yo sé de uno que tenía prisa por hincarle el diente al Cheese cake de chocolate vegano ;).


Podéis ver la vídeo receta en mi canal de IGTV pinchando aquí.