¡Hola a tod@s! Uno de los dips que más me gustan es esta crema de berenjenas fría. Su sabores tan intenso y característico que te transporta al paraíso desde el primer bocado.

El babaganoush o mutabal es una pasta a base de puré de berenjena típica de la cocina árabe (que a mí tanto me gusta), mediterránea e israelí.

Podemos disfrutarlo sin ningún tipo de remordimiento porque es muy sanote y apto para dietas de adelgazamiento.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 2 berenjenas
  • 2 cucharadas de sésamo tostado o 2 cucharadas de tahín
  • 1 cucharada de semillas de calabaza
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1/2 cucharadita de ajo en polvo o 1/2 ajo
  • 1/2 cucharadita de cebolla en polvo
  • 1/2 cucharadita de de comino
  • Unas hojas de perejil
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra

Elaboración


– Comenzamos haciendo las berenjenas. Tenemos dos opciones para ello:

  1. Al horno. Las embadurnamos de aceite de oliva y horneamos a unos 180 ºC (tiempos y temperaturas siempre orientativos) durante 30-40 minutos. Pinchamos las berenjenas para comprobar si están tiernas antes de sacarlas. Con esta opción nos aseguramos un sabor intenso.
  2. Al microondas. Colocar las berenjenas en un recipiente apto para microondas y cocinar a la máxima potencia durante unos 10 minutos. Pinchamos las berenjenas para comprobar si están tiernas antes de acabar con la cocción. Con esta opción, el sabor es más suave, pero nuestro tiempo de elaboración se reduce.

– A continuación, quitamos la piel a las berenjenas con cuidado de no quemarnos.

– El siguiente paso será triturar todos nuestros ingredientes en el procesador de alimentos o con ayuda de una batidora.

– Ya tenemos listo nuestro paté para disfrutarlo con unas tostaditas de centeno o unos crudités de verduras.