¡Hola a tod@s! Os tengo que confesar una cosa: soy adicta a las croquetas!!! Frías, calientes, de verduras, de cereales, con especias, sin ellas…;)

Estas que os traigo hoy son un bastante exóticas por el coco y por el curry, pero tienen un sabor tan especial que, de 25 que hice, sólo nos sobraron 3…y sólo comíamos mi novio y yo!! Así que animaos a hacerlas, que no tienen desperdicio.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 1 puerro
  • 400 gr de puré de calabaza (calabaza al vapor triturada)
  • 1 cucharada de aceite de coco (o de oliva, en su defecto)
  • 1 cdta de curry en polvo
  • 1 cdta de nuez moscada
  • 1 cucharada de parmesano vegano (ver receta aquí)
  • 10 nueces
  • Sal y pimienta
  • 3 cucharadas colmadas de harina de arroz
  • 200 gr de leche de coco

Para el rebozado:

  • 2 cucharadas de harina de garbanzo
  • 1 chorrito de agua

Elaboración


– Para comenzar, picamos bien el puerro y lo sofreímos en el aceite de coco (o de oliva) junto con el curry.

– Cuando se haya pochado, incorporamos el puré de calabaza, la nuez moscada, la sal y la pimienta y seguimos cocinando.

– Añadimos las nueces y el parmesano, y seguidamente la harina de arroz.

– Removemos bien para que se integre con el resto de los ingredientes y añadimos la leche de coco.

– Seguimos removiendo hasta que coja consistencia de masa de croquetas. Retiramos del fuego.

– Echamos la masa en una fuente más bien plana para que se enfríe.

– Una vez fría, vamos formando las croquetas y las vamos colocando encima de una capa de harina (para que no se peguen a la superficie).

– Las pasamos por la mezcla de harina de garbanzo y agua (tiene que tener la consistencia del huevo batido) y seguidamente por pan rallado.

– Las freímos en abundante aceite de oliva y voilà!!!

– Podemos congelarlas sin problema.