¡Hola a tod@s! La receta que tanto estabais esperando ya la tenéis aquí ;). Son los mejores donuts veganos de la historia hechos con harina de espelta integral y cubiertos con chocolate negro crujiente. ¿No se te hace la boca agua con sólo mirar la foto?

En casa han triunfado, y eso que mis chicos no son muy «dulceros», pero es que que nadie puede resistirse a esta delicia.

Ah! También tenéis la receta de estos donuts veganos en formato vídeo. Os dejo el enlace al final del post.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes (6-7 donuts)
  • 120 g de harina de espelta integral (también puede ser trigo integral)
  • 50 g de maicena
  • 125 ml de bebida vegetal
  • 40 g de aceite de oliva
  • 70 g de sirope de agave
  • 1 cdta de levadura en polvo
  • 1/2 cdta de bicarbonato
  • 1/4 cdta de vinagre de manzana
  • Unas gotas de esencia de vainilla
  • 1 pizca de sal

Para la cobertura:

  • 100 g de chocolate negro al 80%
  • 1 cdta de aceite de coco
  • Frutos secos picados, crema de cacahuete, coco rallado, fresas liofilizadas…

Elaboración
  • Precalentamos el horno a 200ºC.
  • Mezclamos bien en un bol la bebida vegetal, el aceite de oliva, el sirope de agave, la esencia de vainilla, el vinagre de manzana y la sal.
  • Añadimos al bol las harinas, la levadura y el bicarbonato con ayuda de un colador y mezclamos bien para que quede una masa homogénea.
  • Repartimos la masa en el molde de rosquillas engrasado (yo uso uno de acero inoxidable que podéis adquirir en cualquier tienda de menaje o por Internet) y los horneamos a 180ºC durante 20 minutos (hasta que al pinchar con un palillo éste salga seco).
  • Sacamos los donuts del horno y los dejamos templar 10 minutos en el molde. Después podremos desmoldarlos sin problema.
  • Enfriar sobre una rejilla a temperatura ambiente.
  • Para hacer la cobertura de chocolate derretimos el chocolate con el aceite de coco al baño maría o en el microondas (de 30 en 30 segundos y vigilando que es fácil que se nos queme).
  • Cogemos uno de los donuts y lo pasamos por el chocolate derretido (con que lo bañemos por una cara es suficiente). Seguidamente le ponemos el topping que hayamos elegido. Hacemos lo mismo con el resto.
  • Antes de servirlos los metemos 15-20 minutos en la nevera para que la cobertura quede bien crujiente.

NOTA: Podéis ver la vídeo receta pinchando aquí.