¡Hola a tod@s! La patata es uno de los alimentos que no puede faltar en casa. El estofado es ideal para entrar en calor. Gracias a las verduras y los condimentos, nos aseguramos de darle esa sabrosidad y color típico de las recetas tradicionales. 

Además, en este caso, podemos agregar unas tiras de seitán o «pollo» vegetal para convertirlo en un plato principal de rechupete. Seguro que esta opción vegana encaja perfectamente con vuestro planning de comidas semanal.
 

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes

Para 4-5 raciones:

  • 1 cebolla
  • 2 ajos
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 1 calabacín pequeño
  • 250 g de champiñones
  • 150 g de seitán o de “pollo” vegetal
  • 150 g de tomate triturado
  • 100 ml vino blanco o cerveza (opcional)
  • Caldo de verduras o agua
  • 5-6 patatas tipo monalisa
  • Sal, pimienta, cúrcuma en polvo, pimentón dulce
  • Aceite de oliva

Elaboración
  • Salteamos el seitán o el “pollo” vegetal en una cacerola honda con aceite de oliva y retiramos.
  • Picamos bien (yo lo hago en la picadora) la cebolla y el ajo y lo doramos en la misma cacerola.
  • Picamos también los pimientos y los añadimos a la cacerola. Cocinamos 5 minutos.
  • Troceamos el calabacín en dados muy pequeños y los echamos a la cacerola. Cocinamos 5 minutos.
  • Laminamos los champiñones (o las setas que queramos) y los añadimos a la cacerola. Salteamos durante un par de minutos y echamos el seitán que teníamos apartado.
  • Ponemos las especias al gusto, salpimentamos y añadimos el vino o la cerveza. Cocinamos durante 5 min y echamos el tomate triturado. Seguimos cocinando durante 10 min más.
  • Pelamos y troceamos las patatas chascándolas y las añadimos a la cacerola. Las cubrimos de agua o de caldo vegetal y lo llevamos a ebullición.
  • Las cocemos durante 20 min o hasta que estén tiernas.
  • Yo le he puesto también un poco de brócoli (el tronco a trocitos a la vez que las patatas y los ramilletes 5 min antes de apartarlas).