¡Hola a tod@s! Seguimos con las recetas basadas en nuestro alimento semanal: las lentejas.

Hoy os quiero mostrar lo fácil que es preparar hamburguesas vegetales en casa llenas de sabor y con un cuerpo espectacular.

Podemos comerlas acompañadas de unas verduras o unas patatitas asadas, en su versión más saludable; o con pan de hamburguesa y demás añadidos, en su versión más golosa.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 1 boniato grande asado o cocido (también podemos usar un par de patatas o un trozo de calabaza)
  • 1 bote de lentejas cocidas (400 gr)
  • 1 calabacín pequeño (picadito)
  • 1 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 2 cucharadas de semillas de lino trituradas
  • 1 cucharada de levadura de cerveza
  • 3 cucharadas de avena fina
  • 1 cucharadita de semillas de amapola
  • 1 cucharada de semillas de girasol
  • 4 cucharadas de harina de maíz
  • 1 cucharada de pan rallado (y un poco más para empanar las hamburguesas)
  • 1 cucharada de salsa de soja o de tamari
  • 100 ml de caldo de verduras
  • 1 cucharadita de sal
  • Especias al gusto (yo he puesto pimienta, pimentón, comino, tomillo, ajo en polvo y cebolla en polvo)

Elaboración


– En primer lugar, picamos los pimientos y los pochamos en una sartén con aceite de oliva. Los reservamos.

– En una cazuela aparte ponemos la avena al fuego con agua (hasta que la cubra) y vamos moviendo hasta conseguir una pasta densa. Reservamos.

– Trituramos las lentejas junto con el boniato asado o al vapor.

– En un bol grande, ponemos todos los ingredientes y mezclamos bien con ayuda de una cuchara de palo. Debe quedar una masa homogénea.

– Dejamos enfriar en la nevera como mínimo una hora.

– Cuando la masa ya haya reposado, nos dispondremos a formar nuestras hamburguesas. Podemos hacerlo con ayuda de un molde o simplemente haciendo bolitas con las manos y aplastándolas después.

– Las pasamos por pan rallado.

– Calentar la plancha y hacer las hamburguesas unos 3 minutos por lado, teniendo mucho cuidado al darles la vuelta para que no se rompan.

– Servir con pan de hamburguesa o en plato.

– Si no las vas a consumir todas en el momento, se pueden congelar perfectamente.