¡Hola a tod@s! Esta noche os traigo una receta diferente, pero no por ello menos rica y nutritiva.

Este receta ha sido creada gracias al antojo de hummus que me entró anoche, mezclada con la necesidad de gastar un bolsón de espinacas frescas que tenía en la nevera.

Os recomiendo 100% este hummus verde porque mantiene la esencia del hummus básico (ver receta aquí) pero con un toque extra de sabor, proteínas, minerales, fibra y vitaminas!

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 200 gr de espinacas
  • 400 gr de garbanzos cocidos
  • 50 ml de agua
  • El zumo de medio limón
  • 1 cucharada colmada de tahín (o 40 gr de sésamo tostado)
  • ½ cdta de cúrcuma
  • 1 pizca de pimienta
  • ½ cdta de comino
  • 1 ajo pequeño
  • 50 gr de aceite de oliva
  • 1 cdta de sal

Elaboración


– En una olla tapada cocemos a fuego medio, con los 50 ml de agua, las espinacas durante 5 minutos.

– Las reservamos con el agua de la cocción y dejamos templar.

– Trituramos con el resto de los ingredientes hasta conseguir una pasta fina.

– Servimos con crudités de verduras, con palitos o con pan de pita.

– A gozar!!!