¡Hola a tod@s! ¿Os apetece hacer un viaje exprés al Caribe? Pues con un trocito de este pastel lo podemos conseguir de inmediato!!

Se trata de una receta muy tropical a base de coco y piña. Es muy refrescante, nada pesada y con un contraste de sabores excepcional.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes

Para la base:

  • 200 ml de leche de coco
  • 150 gr de panela (o azúcar integral de caña)
  • 100 gr de coco rallado
  • 50 gr de aceite de coco o de girasol
  • 1/2 cdta de bicarbonato
  • 1/2 cdta de levadura en polvo
  • 200 gr de harina de arroz

Para la mousse:

  • 200 gr de piña fresca
  • 100 gr de coco rallado
  • 120 gr de anacardos crudos activados (remojados durante mínimo 6 horas)
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharada de aceite de coco

Elaboración


– En primer lugar, precalentamos el horno a 200ºC.

– En un bol ponemos la leche de coco (agitamos bien la lata antes de abrirla para que la grasa se mezcle bien con el agua), la panela, el coco rallado, el bicarbonato, la levadura y el aceite. Removemos con ayuda de unas varillas para que se integren todos los ingredientes.

– A continuación, echamos la harina de arroz (mejor si la tamizamos) y vamos mezclando hasta que tengamos una masita homogénea.

– Engrasamos un molde desmontable y echamos la mezcla en él.

– Ahora es el momento de hornear!

– Lo metemos en el horno a 200ºC durante 35-40 minutos (los tiempos son orientativos, porque cada horno es diferente). Para saber si nuestro bizcocho está listo podemos pincharlo con un palillo y, si sale seco, ya podemos sacarlo del horno. Tened en cuenta que nunca hay que abrir el horno antes de que hayan pasado 30 minutos.

– Sacamos nuestro bizcocho del horno y dejamos enfriar por completo (unas 3 horas).

– Una vez frío, desmoldamos (quitamos el aro desmoldable) y cortamos la parte de arriba con ayuda de un cuchillo bien afilado, de forma que nuestro bizcocho quede totalmente plano por la parte superior.

– Para la mousse, trituraremos todos los ingredientes en el procesador hasta que nos quede una crema finita.

– Con ayuda de una espátula, vamos echando la mousse sobre el bizcocho y la alisamos hasta que quede bien repartidita.

– Enfriamos en la nevera durante al menos 1 hora para que se endurezca bien!!! Decorar al gusto.