¡Hola a tod@s! En el título de esta receta podría haber añadido la coletilla «sin horno» porqué lo que quiere es puro FRÍO. En serio, sólo la capa de yogur necesita 3-4 minutos de cocción. Y el resto es nevera.

Este pastel de yogur y frutos rojos es tan delicioso que no podréis comer solo un trozo. Lo mejor de todo es que es una opción muy saludable y que os va a encantar porque NO TIENE azúcar, ni gluten, ni (como todo por aquí) lácteos, ni huevos.
 

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes

Para la base:

  • 200 g de nueces
  • 60 g de dátiles
  • 50 aceite de coco

Para la capa de yogur:

  • 3 yogures de soja naturales (375 g)
  • 200 ml de leche de soja (o la que prefiráis)
  • 70 g de sirope de dátiles (o el endulzante que queráis)
  • 6 g de agar agar en polvo
  • Un chorrito de zumo de limón
  • 1 cucharada levadura nutricional o de cerveza (opcional)

Para la capa de frutos rojos:

  • 100 g de fresas
  • 50 g de arándanos
  • 150 g de anacardos remojados (4 horas como mínimo)
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 50 g dátiles (podemos remojarlos 10 minutos en agua caliente)

Elaboración

Base:

  • Picamos bien todos los ingredientes y ponemos el resultado, prensándolo bien, en un molde desmontable.
  • Reservamos en el congelador.

Capa de yogur:

  • Trituramos todos los ingredientes y ponemos la crema resultante en una cacerola al fuego hasta que empiece hervir. Bajamos el fuego y cocinamos 3-4 minutos. Vertemos la crema sobre la base y lo dejamos templar 10 minutos. Lo metemos en el frigorífico para que cuaje rápido.

Capa final:

  • Trituramos todos los ingredientes hasta conseguir una crema fina y homogénea. Extendemos el resultado sobre la capa de yogur (que ha de estar cuajada) y guardamos en el congelador durante un par de horas.
  • Pasado este tiempo, ya podremos desmoldar el pastel sin problema (nos ayudaremos de un cuchillo a para separar los bordes del molde).
  • Guardaremos el pastel en el frigorífico y lo serviremos siempre bien frío.