¡Hola a tod@s! El pastel que os quiero enseñar en este post es puro amor, ya que combina tres texturas diferentes: la crujiente, la cremosa y la mousse.

Todo el protagonismo se lo lleva la fresa, por eso no es necesario potenciar mucho el de la crema de yogur.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


Para la base:

  • 15 galletas tipo maría sin azúcar
  • 1 puñado de almendras
  • 5 dátiles
  • 1 cucharada de aceite de coco

Para el pastel de yogur:

  • 3 yogures de soja
  • 200 ml de leche vegetal
  • 6 cucharadas de sirope de arce
  • 1 sobre de agar agar en polvo (8 gr)
  • Unas gotitas de esencia de limón

Para la mousse:

  • 150 gr de fresas
  • 100 gr de coco rallado
  • 120 gr de anacardos crudos activados (remojados durante varias horas)
  • 2 cucharadas de sirope de arce
  • 1 cucharadita de aceite de coco

Elaboración


– En primer lugar, preparamos la base triturando todos los ingredientes en el procesador.

– Disponemos la masita en el fondo de un molde desmontable prensándola bien. Reservamos en el congelador.

– Para la parte central, diluimos el agar agar en la leche vegetal elegida y lo llevamos a ebullición sin dejar de remover durante un minuto.

– Bajamos el fuego e incorporamos el resto de los ingredientes moviéndolo bien con ayuda de unas varillas.

– Cuando haya alcanzado la textura deseada apartamos del fuego y dejamos templar dos o tres minutos.

– Echamos la mezcla sobre la base de galleta y dejamos enfriar por completo.

– Para la mousse, trituraremos todos los ingredientes en el procesador hasta que nos quede una crema finita.

– Con ayuda de una espátula, echamos la mousse sobre la mezcla de yogur, que ya estará cuajada, y la alisamos hasta que quede bien repartidita.

– Dejamos enfriar para que se endurezca bien!!! Decorar al gusto.