¡Hola a tod@s! Que no se nos olvide que las lentejas son las protagonistas esta semana 😉

No sólo para los potajes son aptas las lentejas, sino también para platos tan cuquis como éste.

Esta receta es sana, sencilla e ideal para cuando tenemos invitados en casa, ya que se pueden dejar preparados un rato antes y servirlos en frío. En casa nos chiflan!!

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 2 berenjenas grandes
  • 5 nueces, 5 dátiles y 5 almendras
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Para el paté de lentejas:

  • 400 gr de lentejas cocidas (1 bote de las que vienen ya cocidas)
  • 1 diente de ajo
  • 40 ml de agua
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • El zumo de medio limón
  • 3 cucharadas de sésamo tostado o 2 cuharadas de tahín
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de comino molido

Elaboración


– En primer lugar, enjuagamos bien las lentejas y las ponemos en el vaso del procesador de alimentos o de la batidora.

– Añadimos el resto de los ingredientes y batimos hasta que nos quede una mezcla cremosa, uniforme y con cuerpo.

– Reservamos.

– Lavamos bien las berenjenas y le cortamos los extremos.

– Con ayuda de una mandolina o de un chuchillo afilado, la cortamos en láminas longitudinalmente (de unos 3 mm de grosor) y las salpimentamos.

– Vamos haciendo nuestras láminas a la plancha con un poco de aceite de oliva.

– Mientras tanto, picamos los frutos secos y los dátiles.

– Ahora es el momento de formar nuestros rollitos.

– Extendemos una cucharada del paté de lentejas sobre la lámina de berenjenas y por encima de éste una cucharadita de la picada de frutos secos y dátiles.

– Enrollamos y reservamos.

– Procederemos así hasta acabar con todas las láminas.

– Si queremos comer los rollitos en caliente, le daremos un toque de horno o de microondas, pero también es una muy buena opción servirlos fríos.