Rosquillas sanas, veganas y sin gluten

rosquillas-sanas¡Hola a tod@s! ¿Alguien tiene antojo permanente de dulce (como yo), pero no quiere descuidar ni por un segundo su línea ni su estilo de vida sano y natural? Pues tengo la solución vuestros problemas: mis gloriosas rosquillas veganas y sin gluten!!!

Puesto que van hornedas y la cantidad de endulzante es mínima, estas rosquillas veganas son aptas para darse un caprichito sin sentir el mínimo remordimiento. Además, también las pueden disfrutar los celíacos!!

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


Secos:

  • 120 gr de harina de arroz
  • 40 gr de almendra en polvo
  • 3 cucharadas de panela (o azúcar integral de caña)
  • 1 sobre de gasificante “El Tigre” (1/2 cucharadita)
  • 1 pizca de sal
  • 1 pizca de nuez moscada
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • 1 cucharadita de “no egg” (en su defecto podemos poner una cucharadita de maicena)

Húmedos:

  • 2 plátanos maduros (unos 250 gr)
  • 2 cucharadas de sirope de arce o de agave
  • 75 gr de leche vegetal
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Para la cobertura:

  • Unas onzas de chocolate negro
  • 1 cucharadita de aceite de coco

Elaboración


– En primer lugar, precalentamos el horno a 180ºC.

– En un bol grande echamos los ingredientes secos y mezclamos bien.

– En otro bol, machacamos bien el plátano hasta que nos quede una pasta homogénea.

– Añadimos la bebida vegetal, el sirope y la esencia de vainilla y lo movemos bien.

– Incorporamos la mezcla del plátano al bol de los ingredientes secos y mezclamos con ayuda de unas varillas hasta que todo esté bien integrado.

– Con ayuda de una manga pastelera (se puede hacer con una cuchara, pero así es más limpio), vamos echando la masa en el molde de las rosquillas (si no encontráis un molde para rosquillas podéis usar moldes de mini cupcakes…quedarán muy ricos).

– Horneamos durante 20 minutos a 180ºC (cada horno es diferente, así que hay que vigilar).

– Sacamos las rosquillas del horno y, cuando ya no queme el molde, las desmoldamos y las colocamos en una rejilla.

– Mientras enfrían, derretimos en chocolate junto con el aceite de coco al baño María (o en el microondas).

– Vertemos, con ayuda de una cucharita, el chocolate sobre las rosquillas y dejamos enfriar hasta que solidifique. A algunas les he espolvoreado coco rallado 😉

– Pues ya están listas para consumir nuestras rosquillas libres de remordimiento!!!

2 comments

    • Gloria dice:

      Hola Chari!

      Pues sólo he probado con la harina de arroz, pero puedes probar con harina de trigo o con harina de trigo sarraceno! También podrías sustituirla por almendra en polvo.

      Espero que te gusten!!

      Besos

      Gloria

Deja un comentario