¡Hola a tod@s! Le tengo tanto cariño y respeto a esta salsa, que me costó añadirle una picada de frutos secos para diferenciarla de la de mi madre. Pero es que le dan un toque excepcional.

Esta salsa se puede añadir a casi cualquier plato, pero como a mí más me gusta en encima de unas patatas al horno, o con unas legumbres salteadas.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


  • 30-40 gr de perejil
  • 200 ml de aceite de oliva
  • 3-4 ajos
  • 2 cucharadas de picada de frutos secos
  • El zumo de 1/2 limón
  • 1 cucharadita de orégano
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 pizca de pimienta negra

Elaboración


– En primer lugar, picamos el ajo y el perejil con la ayuda de una picadora.

– Seguidamente, ponemos la picada de ajo y perejil en una sartén junto con los demás ingredientes y calentamos a fuego mínimo (que no sobrepase los 40 ºC) durante 5 minutos.

– Embotamos nuestra salsa y dejamos enfriar por completo antes de guardarla en la nevera.

– Esta salsa es genial para usarla con unas legumbres salteadas, para salsear seitán a la plancha, para embadurnar unas patatas al horno, o simplemente para la base de nuestros sofritos.