¡Hola a tod@s! Sigo con la idea de introducir más crudos en mi dieta diaria, pero eso no significa que todo tenga que ser verdura. También podemos disfrutar de magníficos postres cargados de energía y nutrientes, como el que os traigo a continuación.

Se trata de una tarta helada que combina las proteínas de los cacahuetes y la algarroba, la grasa saludable de las nueces, las almendras y el aceite de coco, y los minerales y vitaminas del plátano.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


Para la base:

  • 1 taza de nueces
  • 1 taza de almendras crudas
  • 1 taza de dátiles
  • 2 cucharadas de harina de harina de algarroba
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 1 pizca de clavo
  • 1 pizca de nuez moscada

Para la crema:

  • 3 plátanos maduros
  • 1 taza de crema de cacahuetes cruda (cacahuetes sin tostar)
  • 2 cucharadas de sirope de agave
  • 2 cucharadas de aceite de coco
  • 2 cucharadas de bebida de almendras
  • 1 pizca de canela

Elaboración


– Comenzaremos con la base poniendo todos los ingredientes en el procesador de alimentos y triturándolos sin llegar a hacerlos puré.

– En un molde desmontable, ponemos la masita obtenida y vamos prensándola hasta que esté bien repartida por toda la base del molde.

– Reservamos en el congelador.

– Para preparar la crema sólo tendremos que poner los ingredientes en la batidora o en el procesador de alimentos y batir hasta obtener una cremita homogénea.

– Sacamos nuestro molde del congelador y vertemos la crema sobre la base de manera uniforme.

– Volvemos a meter en el congelador durante un par de horas antes de consumirla.

– Antes de desmoldar la tarta, nos aseguraremos de que ya está bien compacta para evitar que se agriete.

– Decorar al gusto.