¡Hola a tod@s! Locura total es lo que ha desatado este tiramisú crudivegano!!

Hace unas semanas que decidí introducir más alimentos crudos en mi dieta y esta semana he comenzado con ello. Y para muestra un botón, o más bien este tiramisú 😉

No podéis dejar de probarlo porque es tan sencillo y tan rico que vuestros bodies saltarán de alegría desde la primera cucharada.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes


Para el “mascarpone”:

  • 200 gr de almendras o anacardos crudos (remojados durante al menos 6 horas)
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 cucharada de aceite de coco
  • 3 cucharadas de levadura de cerveza desamargada
  • 50 ml de agua
  • 3 cucharadas de sirope de agave
  • Unas gotas de esencia de vainilla

Para el “bizcocho”:

  • 1 taza de dátiles
  • 1 y ½ taza de frutos secos variados crudos
  • 1 cdta de aceite de coco
  • 50 ml de agua tibia + 1 cdta de café soluble

Para el acabado:

  • 1 cucharada de cacao puro en polvo

Elaboración


– Para comenzar, prepararemos la crema que imita al mascarpone colocando en el procesador de alimentos todos los ingredientes y triturándolos hasta conseguir una cremita parecida al queso batido. Reservamos.

– Por otro lado, hacemos la parte que sustituirá al bizcocho.

– Ponemos en el procesador los dátiles, los frutos secos, la mezcla de agua y café y la cucharadita de aceite de coco. Trituramos hasta que quede una pasta densa.

– Ahora es el momento de montar nuestro tiramisú.

– Colocamos en un vasito una capa de la pasta de “bizcocho”, después ponemos el “mascarpone”; de nuevo otra capa de “bizcocho” y, para acabar, otra de “mascarpone”.

– Vamos rellenando vasitos hasta acabar con todo.

– Espolvoreamos, con ayuda de un colador, el cacao crudo en polvo.

– Refrigeramos durante un mínimo 4 horas (con el paso de las horas estará más rico).

– Ya está listo nuestro tiramisú!!