¡Hola a tod@s! La tortilla de patatas no es sólo apta para los consumidores de huevos, sino que todo el mundo puede disfrutarla también en su versión menos cruel.

La versión que os presento a continuación gusta a veganos y a no veganos, de hecho, he tenido que pasar la receta en varias ocasiones a gente que la suele comer con huevo.

Os dejo con la receta ^-^


Ingredientes (4 personas)


  • 4 patatas medianas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • Aceite de oliva
  • Sal kala namak (opcional)

Para el “no huevo”:

  • 3 cucharadas colmadas de harina de garbanzo
  • 3 cucharadas colmadas de maicena
  • 250 gr de agua
  • 1 cdta de levadura en polvo
  • ½ cdta de sal
  • ½ cdta de bicarbonato
  • ½ cdta de cúrcuma
  • 1 chorrito de leche de soja

Elaboración


– Para comenzar, troceamos las patatas, la cebolla y el pimiento y lo salamos.

– Freír en abundante aceite de oliva a fuego medio y con tapa.

– Pasados unos 20 minutos sacamos las patatas y las dejamos sobre un colador para que se pierda todo el aceite posible.

– Ahora es el momento de preparar el “no huevo”.  Mezclamos en un bol todos los ingredientes y batimos con ayuda de unas varillas hasta que quede un líquido homogéneo similar al del huevo.

– Echamos las patatas al “no huevo” y mezclamos.

– Ponemos al fuego una sartén antiadherente con un chorrito de aceite de oliva y, cuando el fuego este bien calentito pero sin llegar a humear, echamos la masa de las patatas.

– Hacemos unos 5 minutos por lado moviendo de vez en cuando la sartén en forma de círculos para que no se pegue.

– Es importante dejarla reposar unos 15 minutos antes de servirla para que se asiente toda la mezcla.